De oficio reportero: Periodismo a la carta


Por Raúl Sánchez Carrillo

Las funciones de la prensa en cualquier país, no esta para portarse bien con ninguna autoridad, ni para convertirse en una baja de resonancia. No esta para congraciarse con la autoridad ni para hacer del periodismo, un menú al gusto de nadie.

El Periodismo a la Carta, es aquel que se somete a las peticiones de la autoridad de combinar notas, eliminar otras o como si se pidiera ensalada en lugar de papas a la francesa, se acompañara la información, al gusto de la autoridad.

Si bien, la Prensa es una actividad de ´´buena fe´´, quizá esta premisa dejó de ser asi. Hay medios tendenciosos, amarillistas, de escándalo, de inclinación a la confusión. Otras de intereses detrás de algunas informaciones, otras que hacen el ´´torniquete´´ que aprietan a la autoridad a cambio de inversiones.

La Prensa vive de la publicidad. Esto no es descubrir ni el hilo negro ni el agua tibia.

El principal inversionistas es el Gobierno Federal. Con campañas del sector Salud, de Comunicaciones, de Desarrollo Social, Agrícola y Ganadero, así como el energético, sea Pemex o sea la Comisión Federal de Electricidad o de cualquiera otra dependencia del gobierno. Lo mismo en lo Estatal y quizá lo mínimo en lo municipal.

Por ello se entiende que la nula inversión del gobierno en medios impresos o electrónico, sea inédita. Nunca antes fue tan árida la relación ni tampoco tan manifiesta la antipatía del presidente a los medios, salvo algunas excepciones.

Prensa Corrupta, la Mafia del Periodismo. No se han portado bien. No son mis enemigos, son mis adversarios y otras frases del tabasqueño han incomodado a la prensa como ésta ha incomodado o enfurecido al Jefe del Ejecutivo.

Por ello, la afirmación de que AMLO tiene mala prensa, tiene hechos de sobra demostrativos de la descomposición de esa relación y de las consecuencias que tiene.

Por ello, a casi un año del mandato de López Obrador, los sucesos como producto de la inseguridad. Las decisiones de que todo lo que huela a pasado o se mutila o se le cambia el nombre, sin saber bien a bien lo que se está podando. Ahí están las Estancias Infantiles, las casas secretas que daban refugio a las mujeres golpeadas por sus parejas o muchas otras instancias que son ahora recuerdo. No se cuenta los miles de despidos injustificados y sin cubrir los pagos de Ley, con los recortes de la también llamada 4T Cuarta trasquilada.

Asi, y de cara al Primer Informe de Gobierno, Andrés Manuel López Obrador, ha ido cambiando instituciones y programas, estrategias y políticas públicas a su antojo.

La molestia manifiesta del presidente a los Medios ya no se puede ocultar. Tampoco la dureza con que cada vez mas, los reporteros que cubren la ´´mañanera´´, no tiene visos de mejorar.

El estilo del luchador social hoy en la presidencia, no borra los bloqueos de pozos petroleros a donde López obrador arrastraba al pueblo a golpearse con el Ejército en su natal Tabasco. Tampoco cuando mandó ´´al diablo con las instituciones´´, o cuando estranguló 148 días del Zócalo capitalino hasta la Fuente de Petróleos, logrando que se perdieran mas de 14 mil empleos de quienes votaron por el en el 2006.

 

Van casi 365 días de la toma de posesión de AMLO. Faltan aún cinco largos años de ese encuentro o rechazo a los medios.

 

Los medios no se postrarán a los caprichos o pretendidas intenciones de establecer un Periodismo a la Carta.

 

sanchezcarrillo.tv

Previous Se comenta solo con...Ombudsman
Next Graue reelecto y con nuevos retos en la UNAM