Se comenta solo con…Sexenio de tragedia


Carlos Ramos Padilla

No se trata de otros gobiernos, ni herencia de pasadas administraciones. Este gobierno, el actual, desde hace un año, ha fracasado en materia económica: ahí está el estancamiento; ha fallado en los proyectos educativos y qué decir de la seguridad pública. Revisemos la bitácora de la Cuarta Transformación. El helicopterazo en Puebla, la explosión provocada por huachicoleros en Hidalgo, la emboscada en Michoacan, los enfrentamientos en Guerrero, el crimen de dos extranjeros en el centro comercial Artz, el bar el Caballo Blanco en Coatzacoalcos donde luego de disparar a mansalva los rociaron de combustibles, les prendieron fuego y obstruyeron los accesos; los narcobloqueos en Majagua, el pésimo manejo migratorio, el secuestro y asesinato de jóvenes estudiantes en la CDMX como Norberto Ronquillo, las mafias en Tepito, el drama de Culiacán, la tragedia de la familia Le Barón…y podríamos continuar añadiendo eventos. Todo esto en menos de un año. Y es increíble que no existan responsables en el gobierno, que no se corrijan estrategias, que se acepte que la guardia nacional ha fracasado, pero lo impresionante es que como sociedad aceptemos, seamos tolerantes, complacientes con un presidente que llama a las abuelitas a solucionar el problema, que ante el desfile de cadàveres diga wuacala o fuchi, que dedique el tiempo como gobierno a acusar a tuiteros y no entienda que los enemigos, aunque sean menos, tiene arrodillado al gobierno y humilla una y otra vez al Ejército Mexicano. Lopez Obrador prometió llegar a la presidencia para cambiar el rumbo de manera positiva y no puede ni vender el avión presidencial, tardo 18 meses en tarea de convencimiento que todos, menos él, son corruptos e ineptos, pero la realidad nos muestra que vamos para peor. Estamos llenos de abrazos pero también de inocentes robados, secuestrados o asesinados y amlo sigue comerciando políticamente con los mineros de Pasta de Conchos o anda buscando a 43 cuando la negra estadística lo abofetea y esquiva su obligación hablando una y otra vez sobre la revocación del cargo. amlo cuando jefe de gobierno en la CDMX se manejó, sobre los escalones legales, con bandos, ahora lo hace con memorandas pero agradecemos todos, así parece, que nos dedique dos horas mañaneras para darnos clases de historia revolucionaria.

Previous Se comenta solo con...Que vergüenza
Next RÁFAGA: Alucinación Presidencial, el Golpe de Estado